jueves, 18 de diciembre de 2014

6

MACARRONES DE BILBAO




Cuando la apatía invade tu cuerpo y se apodera de ti , es complicado dar rienda suelta a nada, te dejas arropar por ella y ves pasar los días sentada en el sofá, arropada hasta el cuello y con la mirada perdida hacía la nada. No se si será el frío, o las preocupaciones, no se si será el aburrimiento, pero ... estos días atrás me he dejado llevar por esa apatía, y aunque he hecho varias cosillas, han sido todas sin ganas, todas menos estos macarrones de Bilbao, a los que les puse muchas pero que muchas ganas, será por eso que han salido tan preciosos.

Al leer macarrones de Bilbao habréis pensado ¿y esta, se ha vuelto loca? pero no, así se llaman estos deliciosos dulces que conocí hace ya un año y pico, y que me quitaron todo el sentido, cayendo a sus pies por la sencillez que les caracteriza y por lo deliciosos que son.

Nada que ver con el famoso macaron parisino, si tenemos que buscar algún parecido diremos que los dos llevan clara de huevo, azúcar glas y almendras, así que ... a lo mejor por ello toman ese nombre, yo he buscado información y nada he encontrado, salvo que son típicas de San Blas (3 de febrero). Pero como yo no me guío por fechas pues los he hecho de cara a la Navidad, ya que me parecen ideales. un bocado delicioso con el que cerrar una copiosa comida o cena.

Y hablando de cerrar esta será la última receta de este año, con ella vamos a despedir el año, un año que para mí no ha sido nada bueno, ha habido muchos buenos momentos pero pesan más los malos, aún así no me quiero ir con mal sabor de boca y con malos recuerdos, al contrario estoy abierta a un año mejor, seguro que el 2015 será mi año, seguro que si lo espero con positivismo todo será distinto, así que ... igual que estos días atrás me aferré a la apatía hoy me aferro a la esperanza y a un futuro mejor.

Y ahora ... ¿vamos con la receta?

INGREDIENTES (Para 12 unidades)

125 gr de almendra molida
125 gr de azúcar glass
1 clara de huevo
1 cucharadita pequeña de canela
1 cucharadita pequeña de zumo de limón
3 cucharadas soperas de azúcar



PREPARACIÓN 

Precalentar el horno a 200º  (calor arriba y abajo)

Lo primero que haremos será en un bol mezclar la almendra molida, con el azúcar glas y la canela.

Incorporamos el zumo de limón y vamos añadiendo la clara de huevo poco a poco, es importante no añadirla entera, ya que a veces no es necesario usarla toda. Mezclamos todo bien (con la mano) tenemos que conseguir una masa compacta pero algo pegajosa.

Vamos formando bolitas, yo las hice de 40 gr cada una. Y aplastamos ligeramente un poco para conseguir pastas de 1 cm de grosor aproximadamente, pasamos por azúcar y vamos depositando en una bandeja cubierta con papel de hornear.

Ponemos en la parte central del horno y horneamos 10 minutos, pasado este tiempo las pastas estarán bien hechas, pero si queréis dorarlas un poquito más, poner la bandeja en la parte alta del horno con calor solo arriba un par de minutos, pero vigilando para que no se os quemen.

Sacar, pasar a una rejilla y dejar enfriar por completo.


Y hasta aquí la entrada de hoy, desearos a tod@s unas FELICES FIESTAS , que disfrutéis de la familia y de los amigos.

Os deseo de todo corazón que lo mejor del año que pasa sea lo peor del año que comienza



Besotes!!! Hasta el año que viene !!!
Fuente: Because

lunes, 15 de diciembre de 2014

42

PANETTONE DE NUECES Y TROZOS DE CHOCOLATE {RETO CON AMIGAS}


Es tiempo de preparar dulces navideños, de aquí y de allí, de impresionar a los nuestros con recetas que nunca hayan probado, de experimentar, de disfrutar y de tener miedo, ¿miedo? claro, a lo nuevo, a lo desconocido. Miedo, temores, expectación, todo eso es lo que pasa cuando te metes en la cocina con la idea de preparar algo que no has hecho nunca.

Miedo al fracaso.....
Temores a lo desconocido ....
Expectación al saber como quedará ....

Para mí, hablar de masas es tener miedo, si, porque no sabes como van a reaccionar, las masas son muy "puñeteras" y como tengan ganas de fastidiar, te amargan el día en menos que canta un gallo, así que ... cuando se habla y sobre todo se trabaja con masas es importante tener tiempo, paciencia, para guardar los levados correctos, el día que vamos a trabajar una masa no vale tener prisa tenemos que dedicarnos por completo a ella si no queremos que todo se chafe y nos quedemos con un palmo de narices.

Pondremos todo el empeño y todo el cariño del mundo y si es necesario le hablaremos, jajaja, ¿no hablamos a las plantas? pues porque no a las masas, yo lo hago, sobre todo para decirlas que se porten bien y no me jueguen una mala pasada.

Había visto multitud de panettones o pan dulce como es conocido en países hispanohablantes, es un bollo hecho con una masa tipo brioche, al que se le suelen añadir frutas escarchadas, postre típico de Navidad en Milán (Italia). Yo que soy muy golosa nunca me había visto tentada por el, porque pensaba que algo tan grande, tan "basto" no me iba a gustar, pero claro llega mi amiga Blanca, me reta ¿y qué hago? pues ponerme el delantal y meterme en la cocina, y disfrutar, eso sobre todo, disfrutar (aunque ... con miedo)

Pero Blanca no me retó a mí sola no, como en ocasiones anteriores, en su afán de pasarlo bien nos embarcó en esta aventura a unas cuántas apasionadas de la cocina, que a su vez fuimos enredando a otras, hay que ver que "facilonas" somos chicas jajajaja  ¿queréis saber quiénes son?

Isabella      LA RANA DE AZÚCAR
Blanca       MENJAR CALA BLANCA
Evelyn      COCINA PARA BURROS
Victoria     HOY COCINA VIVI
Teresa       AUREA'S KITCHEN
Chus         SIGUIENDO A NENALINDA
Mª Carmen     LAS RECETAS DE MARI
Paz           GALLETAS MAMIPAZ
Angeles    SWEET CAKES
Isa                       ** SIN BLOG **
Nieves                 ** SIN BLOG **




Y ahora vamos con la receta, miré unas cuántas, muchas me impresionaron, pero ... para ser mi primera vez no quería correr muchos riesgos así que decidí que sería sin masa madre, y me fui directa al blog de Elixabeth, ella ya lo había hecho y le había quedado delicioso y precioso, conociendo de primera mano el resultado porque escribí a Elixabeth para preguntarle, no tuve duda, haría su receta, aunque, no la he hecho al pie de la letra sólo me he fijado en las cantidades de los ingredientes, que los amasados y levados los he hecho yo distintos y por mi cuenta ya que yo no tengo panificadora.

Y ahora después de todos mis reparos, de tener mis dudas, de si en casa iba a gustar este tipo de bizcocho, de si no se me iba a "suicidar" el bizcocho cuando lo colgara boca abajo puedo decir que nos ha gustado mucho, que es algo que repetiré en más de una ocasión, que no "es tan fiero el león como lo pintan" y que hemos disfrutado de este panettone hasta una semana después de hecho conservando el mismo sabor y "casi, casi" la misma esponjosidad.

INGREDIENTES PARA DOS PANETTONES DE 430 GR C/U

PARA EL PREFERMENTO

50 gr de harina de fuerza
15 gr de levadura fresca
10 gr de azúcar
35 gr de agua tibia

PARA LA MASA

3 huevos "L" a T.a (Temperatura ambiente) y  ligeramente batidos
75 gr de mantequilla a T.a (temperatura ambiente) y cortada en trozos
85 gr de azúcar
1 cucharada sopera de esencia de vainilla
1 cucharada sopera de agua de azahar
300 gr de harina de fuerza
1 pizca de sal
Todo el prefermento

PARA EL RELLENO 

140 gr de chocolate troceado
30 gr de nueces



PREPARACIÓN

Empezaremos preparando el prefermento la noche anterior. Para ello deshacemos la levadura en agua tibia, En un bol ponemos el azúcar, la harina y la mezcla de agua y levadura, mezclamos bien con una cuchara de madera hasta integrar todos los ingredientes, formamos una bola, tapamos con film el bol y dejamos en un lugar cálido durante dos horas, luego llevamos a la nevera hasta el día siguiente.

En nuestra amasadora a la que habremos puesto el gancho, metemos todos los ingredientes de la masa, excepto la mantequilla, y amasamos durante 15 minutos a velocidad media. Pasados los 15 minutos dejamos reposar la masa durante 10 minutos, y pasado este tiempo añadimos la mantequilla y amasamos durante otros 15 minutos a velocidad media. Pasado este tiempo dejaremos reposar 5 minutos y amasaremos otros 10 minutos. Seguiremos amasando y dejando reposar la masa hasta que consigamos que la masa se despegue de las paredes de nuestra amasadora y hagamos la prueba de la membrana.

NOTA:

La prueba de la membrana consiste en tomar un pedazo de masa y estirarla entre los dedos con delicadeza, la masa se afinará y se quedará una masa translúcida, si la masa se rompe antes de formar la membrana deberemos seguir amasando durante más tiempo. 


Cuando tengamos la masa lista la pasamos a nuestra encimera, daremos forma de bola y dejaremos en un bol reposando durante 10 minutos para que se relaje el gluten.

Pasados los 10 minutos sacamos nuestra masa del bol, aplastaremos con cuidado la masa e incorporaremos el relleno (en este caso el chocolate troceado y las nueces) boleamos la masa de manera que el relleno se integre bien en toda la masa. Formamos una bola y metemos en un bol ligeramente aceitado, cubrimos con film y llevamos a un lugar cálido durante 3 horas (yo la metí en el microondas), tendrá que duplicar su tamaño.

Cuando la masa haya duplicado su tamaño, volcamos sobre nuestra encimera, dejamos que la masa caiga por su propio peso, pesamos y hacemos dos bolas de masa del mismo tamaño. En mi caso los moldes de panettone eran medianos y puse 430 gr de masa en cada uno. Pintamos la superficie de cada panettone con mantequilla derretida y templada, tapamos con film transparente y dejamos que vuelva a duplicar su volumen (yo en esta ocasión metí los dos panettones en el horno) APAGADO, durante 5 horas.

Los panettones han tenido que levar hasta casi el borde del molde, en ese momento sacamos del horno, el cual pondremos a precalentar a 180º , calor arriba y abajo. Volvemos a pincelar con mantequilla derretida y templada nuestros panettones y horneamos durante 30-35 minutos, siempre vigilando de que no se nos doren, si notarais que empiezan a coger color abrís el horno y los tapáis con papel de aluminio,

Cuando estén nuestros panettones horneados, sacamos y ahora viene lo que más "pánico" me daba jajaja, lo más peliagudo, el hecho de pincharles unas agujas o palos de brocheta en los laterales inferiores de los panettones y colgarlos boca abajo para que suden y no se nos hunda el copete. Deben estar colgados, durante una hora como mínimo. Yo les pinché 3 palos por cada lado del panettone (no tengo foto, lo siento) y lo puse colgando boca abajo apoyando las brochetas en dos botes y sin que el copete del panettone tocara la mesa.

Pasado este tiempo podremos quitarle las brochetas y si no es para comerlo al momento lo conservaremos metido en un una bolsa transparente de las de congelación.

Y hasta aquí la entrada de hoy, espero que os haya gustado y sobre todo que os animéis a prepararlo, porque aunque laborioso merece la pena.

NOTA: 

Yo lo he hecho con la K.A pero ya sabéis que a mano también se puede hacer, claro que os costará mucho más trabajo el amasar. Pero no es imposible.



Besotes !!! Hasta pronto !!!

jueves, 4 de diciembre de 2014

44

TRONQUETES DE NAVIDAD


Hace ya 3 años que hago estas galletas, la cuales conocí gracias a la revista BRICOREPOSTERÍA en mi estantería habitan muchas de estas revistas, junto con otras tantas de cocina, recetas recortadas, libros, cuadernillos con anotaciones y un sin fin de recetas que creo que ni aunque tuviera 3 vidas sería capaz de hacer. Porque son tantassss. Sin contar todas las que veo por internet y me llaman la atención y guardo en una carpeta en favoritos, lo bueno de estas es que no ocupan sitio, jajajaja, ni cogen polvo.

Hay gente adicta a los deportes, a la música, al baile, al tabaco, etc .... yo lo soy la gastronomía, me gusta probar cosas nuevas, me gusta cocinar cosas que son novedosas para mí y mi familia, vamos salir de la rutina alimentaria me divierte, meterme en la cocina es desconectar, es disfrutar, bueno amig@s cocinillas ¿qué os voy a contar que vosotros no sepáis? jejejeje.

Seguimos con recetas navideñas, aún quedan unas cuántas por publicar, este año ni yo misma me creo que me esté cundiendo tanto, y hoy os presento estas galletas que además de ser bonitas y originales son deliciosas, año tras año las hago y aunque ... son "complicadillas" de explicar, a la hora de elaborarlas son coser y cantar.

Por si queda alguna duda de como se hacen, os pongo una foto con el paso a paso, para que os sea más fácil de entender.


Foto extraída de la revista Bricorepostería


INGREDIENTES PARA LA MASA DE GALLETAS

 225 gr de mantequilla a Ta (Temperatura ambiente)
150 gr de azúcar glass
1 huevo
2 cditas de aroma o extracto ** yo usé de vainilla
1/2 cdita de sal
400 gr de harina (tamizada)

INGREDIENTES PARA LOS TRONQUETES

Cacao en polvo sin azúcar ** yo usé de la marca Valor
Azúcar moreno
1 yema de huevo

PREPARACIÓN 

Batir ligeramente la mantequilla a velocidad media hasta conseguir cremarla, añadir el azúcar glass y batir a velocidad baja para que el azúcar no salga despedida, cuando se haya integrado bien, añadimos el huevo y batimos hasta que parezca que la masa está cortada. Ahora quitaremos la varilla y pondremos la pala (yo la hice en la K.A). En ese momento añadimos la mitad de la harina, y seguimos mezclando hasta que se integre, añadimos la harina restante y seguimos mezclando, se formarán pegotes, en ese momento espolvoreamos la encimera con un poco de harina y amasamos hasta que se integre y compacte toda la masa y deje de estar pegajosa. En ese punto hacemos una bola y dejamos reposar 10 minutos.

1- Entre dos pliegos de papel vegetal (papel sulfurizado) ponemos la masa y estiramos con un rodillo hasta formar un rectángulo con las mismas medidas. Con la masa que nos sobre de recortar el rectángulo formamos un rollito fino con la misma altura de la masa extendida y reservamos.

Metemos la masa de galletas extendida en la nevera como mínimo 2 horas.

Transcurridas esas 2 horas sacamos la masa y dejamos atemperar durante 10-15 minutos.

2- Es hora de usar el rollito fino que teníamos reservado, el cuál colocaremos en el extremo de la masa, sin pegarlo, sólo como guía para el siguiente paso.

3- Elaboramos una doblez con la masa por encima del rollito y marcamos una línea con un cuchillo o con un corta pizza.

4- Desenrollamos la masa y quitamos el rollito, pintamos con yema de huevo la zona medida.

5- Espolvoreamos de cacao en polvo y colocamos nuevamente el rollito en el extremo de la masa.

6- Enrollamos sobre si mismo hasta cubrirlo totalmente.

7- Cortamos y moldeamos el cilindro realizado hasta emparejar la forma.

8- Repetimos el paso (3) utilizando de guía el cilindro de masa obtenido.

9- Repetimos los pasos anteriores para cada rollito de masa que vamos realizando.

10- Terminamos la preparación envolviendo de igual modo el tubo de masa resultado del proceso anterior.

11- Colocamos el cilindro de masa sobre papel film, lo pintamos con una capa de yema de huevo.

12- Rebozamos el cilindro en azúcar moreno.

13- Envolvemos todo el cilindro en papel film, dejándolo bien firme, llevamos a la nevera durante 8 horas.

14- Transcurrido el tiempo de reposo en frío, cortamos el cilindro en rebanadas de 1 cm de grosor aproximadamente. Precalentamos el horno a 180º (sin ventilador) calor arriba y abajo

15- Colocamos las galletas en la bandeja de horno (cubierta con papel sulfurizado o vegetal) y horneamos 10 - 12 minutos a 180 º

16- Nada más sacarlas las ponemos en una rejilla a que enfríen, no debemos dejarlas en la misma bandeja de horno puesto que se podrían quedar pegadas con el azúcar caliente.

Y bueno ahora ya sólo queda sentarse con un té o un rico café y unos cuantos tronquetes y relajarse mientras los degustamos.



Besotes !! Hasta pronto !!!

Fuente : Masa de galletas de M.E.U.G 

lunes, 1 de diciembre de 2014

40

CALENDARIO DE ADVIENTO {SILIKOMART}



¿Sabéis cuál es la señal inequívoca para los niños de que empieza la Navidad? Pues si no lo sabéis os lo digo yo, es el calendario de adviento, ¿verdad? Es el día que ellos empiezan a abrir ventanitas con el fin de descubrir que chocolatina les tocará y descontar un día para las tan ansiadas fiestas. Y ese día es hoy.

Estas fiestas que para mí siempre serán la fiestas de los más pequeños, son fiestas que ellos viven con una emoción desbordante, a pesar de que de un tiempo a estar parte son fiestas puramente comerciales, y que se ven acaparadas por la "necesidad" imperiosa de comprar regalos como si no hubiera mañana, pero eso .... los niños no lo ven, ellos lo ven con otros ojos, los ojos de la inocencia, los ojos de la alegría al poner el portal de belén, o el árbol de Navidad, con adornos que ellos mismos han hecho en el cole cuando han sido chiquitos, al menos, ese es mi caso. Los ojos de la felicidad ante el hecho de tener que escribir la carta a "Sus Majestades, Los Reyes Magos de Oriente" y esperar impacientes la llegada de esa noche mágica. Todo eso es la magia de la infancia, la magia de los niños. 

En mi casa desde que mi niña era chiquita, ains ya tengo toda una mujercita, año tras año hemos comprado un calendario de adviento ... que la mayoría de las veces no ha llegado al día 24 de diciembre porque mi pequeña ratoncilla se comía más de una chocolatina al día, pero este año es distinto, este año el calendario de adviento lo hemos hecho nosotras, y todo gracias a SILIKOMART que me hizo llegar un fantástico kit para elaborar nuestro propio calendario. 

El kit está compuesto de un molde de silicona con unos motivos preciosos, y que se desmolda de maravilla, una bandejita blanca con cavidades para depositar cada una de las chocolatinas que elaboremos y una caja muy divertida, con ventanas y dibujos muy coloridos que serán la que nuestros pequeños tengan que abrir día tras día. Además incluye un recetario. 



Tengo que decir que no he probado productos de silicona mejores que los de SILIKOMART todo son ventajas, son flexibles, irrompibles, lo mismo se pueden usar en horno, que en microondas, que en congelador, ahorran espacio y tienes un sin fin de productos y modelos, así que ... si aún no has probado sus fantásticos moldes ahora es la oportunidad, fijaros en la gama de Navidad 

Y ahora ... ¿Vamos con la receta que yo he usado para este precioso calendario? Veréis que es rápida y fácil. 






INGREDIENTES 

170 gr de chocolate con leche de postres
30 gr de chocolate negro para fundir
30 gr de manteca de cerdo
1 pizca de sal
6 gotas de vainilla
40 gr de almendras crudas picadas

PREPARACIÓN 

Trocearemos el chocolate y pondremos en un bol, añadiremos la manteca de cerdo y fundiremos al baño María a fuego lento.. Removiendo constantemente con una espátula para conseguir deshacer el chocolate e integrar a la manteca. 

Una vez tengamos el chocolate completamente deshecho, añadimos la sal y la vainilla, mezclamos bien, añadimos las almendras picadas, y removemos para integrar bien en el chocolate. 

Dejamos atemperar 5 minutos y rellenamos nuestro molde con cuidado sin echar en exceso para que luego no nos queden los bombones con un filo alrededor que afearían nuestro trabajo. 

Llevamos a la nevera durante una hora y los tenemos listos para desmoldar con total facilidad. 

Ahora sólo nos queda rellenar nuestra bandeja y meter dentro de la caja 

Y ahora si .... podemos dársela a nuestr@s hij@s para que la disfruten y empiecen a descontar días. 



Besotes !!! Hasta pronto !!


miércoles, 26 de noviembre de 2014

36

ORANGE CARROT BUNDT CAKE



Después del "Día Nacional del Bundt Cake"  en el que hice un bundt de nesquick de plátano, el cuál duró un asalto, me quedé con ganas de hacer otro, y ... me acordé que cuando yo tenía el otro blog hice uno que a pesar de resultar algo "basto" era delicioso, y super aromático. 

Fijaros si no exagero que cuando lo hice en aquella época,  mi amiga Marta vino de visita y le dí para que lo probara y a día de hoy aún lo recuerda, y sigue alabando lo delicioso que estaba. Y en esas estábamos cuando me dijo Marta que había mejorado mucho en mis fotografías .... y claro me vino a la mente lo feísimooooo que había salido el primero que hice, jajajaja, por cierto, y yo me pregunto ¿dónde estaba mi vergüenza? jajajaja, porque aquello no era digno de ser publicado y aún así vio la luz. Y en ese preciso instante, entra en escena Evelyn, que le pica el gusanillo de la curiosidad al leer lo que Marta y yo decimos y quiere ver como era mi primer Orange Carrot Bundt Cake, yo me resistía a enseñárselo, porque ahora ya se lo que es la vergüenza, pero como hay confianza lo hice, ¡Oh my god! que nervios nerviosos me entraron, y a pesar de que el pobrecito era feo hasta decir basta a Evelyn le apeteció hornearlo y decidimos publicarlo juntas. Y aquí nos encontramos en el ecuador de la semana y a un mes excaso de que sea Navidad publicando esta delicia, que si de primeras está riquísimo con el paso de los días mejora al coger más sabor. 

Por cierto a estas alturas de la película imagino que todos conoceréis a Evelyn, pero ... si no la conocéis ya estáis tardando en ir a visitar a la "burrita" más dulce de toda la blogosfera, no tengo el placer de conocerla en persona, pero ... todo llegará, o al menos eso espero. 

Y ahora ... ¿vamos con la receta? 

INGREDIENTES

88 gr de mantequilla a Ta (Temperatura ambiente)
188 gr de azúcar 
2 huevos
25 gr de ralladura de naranja
5 ml de extracto de vainilla
375 gr de harina de trigo
4 gr de levadura
4 gr de bicarbonato
2 gr de sal
100 ml de crème fraîche
25 ml de yogurt natural
125 gr de zanahoria rallada (y escurrida) 

INGREDIENTES PARA EL GLASEADO

50 gr de azúcar glass
20 ml de zumo de naranja




PREPARACIÓN

Precalentar el horno a 160º y engrasar el molde que vayamos a usar.

Batir la mantequilla con el azúcar, hasta tener una crema blanca. Añadir los huevos de uno en uno, no añadir el segundo hasta que el primero no esté completamente integrado. Incorporar la esencia de vainilla y la ralladura de naranja.

En un bol juntar el yogurt natural y la crème fraîche (1)
Tamizar la harina, con la levadura, el bicarbonato y la sal. (2)

Ahora vamos a ir incorporando esto a la crema de mantequilla, lo haremos en varias veces, alternando los ingredientes de la mezcla (1) con los de la mezcla (2), lo haremos de la siguiente manera.

Mezcla (2) en tres veces y mezcla (1) en dos veces. Empezando y terminando por la mezcla (2)

Vamos a obtener una masa, muy pesada, muy espesa, tanto que cuando vayamos a incorporarla al molde lo tendremos que hacer cogiendo cucharadas y depositándolas en el molde, pero es así, no hay que preocuparse.

Cuando hayamos terminado de mezclar y batir todos los ingredientes, añadimos la zanahoria rallada y escurrida, y mezclamos, pero esta vez ya con una espátula.

Añadimos la masa al molde, pondremos nuestra bandeja de horno en el nivel medio tirando a alto, y con calor sólo abajo, y horneamos a 160º durante 40 minutos. Pasado este tiempo ponemos calor arriba y abajo y horneamos otros 10 - 15 minutos más.

Para comprobar que nuestro bundt está bien horneado, metemos un palillo y si este sale limpio es que está bien hecho por dentro, sacamos del horno, y dejamos reposar 10 minutos dentro del mismo molde.

Pasados estos 10 minutos desmoldamos en una rejilla y dejamos que enfríe allí por completo.

El glaseado se prepara, mezclando el azúcar glass con el zumo de naranja, mezclando bien para que no tenga grumitos, luego vertemos por encima de nuestro bundt y tendremos un bizcocho precioso, oloroso y delicioso.


Besotes !!! Hasta pronto !!

miércoles, 19 de noviembre de 2014

48

NEVADITOS {RECETAS DE NAVIDAD}



Con esta receta doy el pistoletazo de salida a la Navidad !!!!!

Que la Navidad está a la vuelta de la esquina no nos lo puede negar nadie ¿verdad?  Anuncios de juguetes en cada publicidad, catálogos de juegues en los buzones, las noticias con lo que nos vamos a gastar estas Navidades ... sabrán ellos, jejeje, que a mí no me esperen para gastar esas cantidades que dicen que vamos a gastar de media los españoles, ¿y qué me decís del anuncio de este año de la lotería? un dramón que diría la locuela de mi amiga Juana, muy bonito si, pero nada creíble y menos en las circunstancias que tenemos encima ahora, pero ... ¿y qué me decís de los supermercados? que pasado el día de los santos nos colocan los turrones, polvorones, peladillas, y todas esas glotonerías que solemos comprar y comer en Navidad por doquier, no hay rincón del super que no nos recuerde que falta "menos" para la Navidad.

Cada año me da a mí la impresión de que empiezan antes. Sea como fuere, desde que yo tengo el blog pocas cosas compro, ya que yo misma me hago los turrones, los polvorones y las pocas cosas que me gustan, ya que a pesar de gustarme el dulce, los típicos navideños no es que sean de mis favoritos. ¿Cómo se come eso? jajaja en fin para gustos los colores.

El año pasado participé en el juego del AMIGO INVISIBLE con unas amigas, y María del blog LAS HISTORIAS DE MARÍA, me regaló a mí, me regaló cosas preciosas que me gustaron mucho, pero ... lo que más me gustó fueron unos nevaditos que me mandó hechos por ella, me gustaron tanto, pero tanto que antes de acabarme los que ella me mandó ya estaba yo haciendo los míos propios. Y este año repetimos, eso sí con tiempo para que no se me acumule todo jajaja.

¿Quéreis la receta para empezar ya mismo a preparar cositas ricas con las que endulzar las copiosas cenas de Navidad? Pues vamos, ahh y lo mejor de todo es que no lleva huevo, así que es apta para la gente que tiene intolerancia.

INGREDIENTES (No os puedo decir la cantidad que salen porque depende del tamaño que los hagáis)

120 gr de manteca de cerdo a Ta (Temperatura ambiente)
1/2 cucharada sopera de aceite de oliva
75 ml de vino blanco (uno bueno por favor)
330 gr de harina
40 gr de azúcar
1/2 cdita de sal
Azúcar glass para espolvorear




PREPARACIÓN 

Mezclamos todos los ingredientes excepto el azúcar glass, amasamos bien hasta conseguir una masa homogénea, si tenemos una amasadora perfecto, si no, a la antigua usanza, primero con una cuchara de madera y luego a mano.

Cuando tengamos una masa uniforme, la envolvemos en film y a la nevera 20 minutos.

Ponemos el horno a precalentar a 170º

Pasados los 20 minutos sacamos la masa de la nevera y entre dos hojas de papel sulfurizado estiramos, no la dejaremos muy fina, dejaremos como un dedo de grosor, y cortaremos dándole la forma deseada y vamos poniendo en nuestra bandeja de horno a la cuál le habremos puesto una hoja de papel sulfurizado.

Horneamos 30-35 minutos a 170º (calor arriba y abajo) en la parte media del horno, hasta que empiecen a tomar color pero sin tostarse, sacamos dejamos enfriar sobre una rejilla.

Una vez fríos espolvoreamos con azúcar glass y los tendremos listos, veréis que nevaditos más ricos os coméis estas Navidades.

Para su conservación los guardaremos en una lata, aguantan bastante bien. Aunque son tan ricos que ni tiempo os dará a guardar.

Espero que os haya gustado y nos vemos pronto con más recetas de cara a las próximas fiestas, aunque las iré salteando las navideñas con las normales.


Besotes !!! Hasta pronto !!!

sábado, 15 de noviembre de 2014

36

BUNDT CAKE DE NESQUICK DE PLÁTANO {DÍA NACIONAL DEL BUNDT CAKE}


No me he vuelto loca, no, si ya se que es sábado y que no suelo publicar este día pero ... ¿sabéis que día es hoy? ¿qué no os habéis enterado? pues resulta que hoy es el NATIONAL BUNDT DAY y yo no quería faltar a este evento, adoro los BUNDT , porque a pesar de su apariencia, resulta un bizcocho muy jugoso, muy tierno y admite multitud de variaciones, da mucho juego, sobre todo si tienes varios moldes, no es mi caso, que sólo tengo uno y es de silicona, pero si tienes la suerte de tener alguno de Nordic Ware que los hay preciosos ya es la repanocha, yo estaría horneando bundt un día si y otro no para tener siempre para el desayuno. 

Bea y Mara o lo que es lo mismo  BUNDT CAKE nos invitaron a celebrarlo junto a ellas, enseguida me apunté, me puse a darle vueltas al coco, a ver que bundt prepararía, tengo tantos en un tablero de PINTEREST que no sabía por cuál decantarme, tanto pensé que se me echó el tiempo encima y ... ¿recordais esto? es del Conejo de Alicia en el País de las Maravillas.

Ya se me hizo tarde, ¡me voy, me voy, me voy! ¿lo ves? ¿lo ves? ¡ya son más de las tres! ¡me voy, me voy! ¿Qué tal? ¡adiós! ¡me voy, me voy! ¡no, no, no, no, no, no, no, yo ya me voy! ¡si me hablan ya no estoy! ¡me voy, me voy! ¿Qué tal? ¡adiós! ¡me voy, me voy, me voy! 

Pues algo así me pasó a mí, jajaja, que se me hizo tarde, que como viene siendo costumbre en mí, lo dejé para última hora y casi no llego. Y si no llego me da algo, jajajaja. Y tuve que correr, para hornearlo, para hacer las fotos, para editarlas, para redactar y para publicar pero .... aquí está. Si lo he conseguido, a contrareloj pero prueba superada. 

Tenía un bote de nesquick de plátano muerto de risa en la despensa y pensé en darle salida con este bundt que os diré que .... ESTÁ DE ESCÁNDALO, eso sí, apto solo para los amantes del plátano, ya no es que sepa de maravilla es que huele a gloria bendita, ¿queréis saber cómo lo hice? Pues vamos. 



INGREDIENTES PARA EL BUNDT

200 gr de harina de trigo
200 gr de nesquick de plátano
150 gr de mantequilla Ta (Temperatura ambiente)
150 gr de azúcar
140 ml de leche
50 gr de pepitas de chocolate
4 huevos
1 pizca de sal
1 cucharadita de levadura
1 cucharadita de extracto de plátano

INGREDIENTES PARA EL GLASEADO

15 gr de nesquick de plátano
40 gr de azúcar glass
2 cucharadas soperas de leche


PREPARACIÓN DEL BUNDT

Precalentar el horno a 180º

Mezclar la harina, con el nesquick, , la levadura y la sal (reservar)

En un bol (yo lo hice con la K.A) cremar el azúcar con la mantequilla, hasta que haya blanqueado, e ir añadiendo los huevos de uno en uno, no añadir el siguiente hasta que el primero se haya integrado completamente, añadir el extracto de plátano y batir.

Ahora vamos a ir incorporando la harina y la leche de forma alterna, empezando y terminando con la harina.

Pasamos las pepitas de chocolate por un poco de harina, con el fin de que no se hundan y se vayan al fondo (eso dicen, porque yo lo hice y de igual modo se fueron al fondo) mezclamos bien y pasamos al molde (el mío a pesar de ser de silicona lo engrasé con mantequilla, no quería arriesgarme a que se pegara y no se desmoldara bien) damos unos golpecitos al molde para que se distribuya bien toda la masa por los huecos del molde, horneamos con calor arriba y abajo, durante 55 minutos.

Sacamos del horno dejamos reposar en el mismo molde durante 10 minutos (y tienen que ser exactos), se dice que si lo sacas antes se puede romper y si lo dejas más tiempo con la condensación del calor se puede deformar, así que ... con el reloj en mano ehh, una vez pasados los 10 minutos pasamos a la rejilla y dejamos que enfríe por completo.

PREPARACIÓN DEL GLASEADO

Mezclar hasta su completa disolución el nesquick con la leche, e ir añadiendo poco a poco el azúcar glass, mezclando bien para que no le salgan grumos. Una vez el glaseado este hecho y el bundt frío bañamos por encima el bundt y listo para comer.

¿Qué os ha parecido? En casa ha gustado tanto que ha durado un asalto, vamos una merienda y un desayuno para ser exactos.


Besotes !!! Hasta pronto !!!